Red Bull y Toro Rosso utilizaran el mismo chasis.


La escudería Toro Rosso ha encontrado un medio legal que le permitirá usar los chais del equipo Red Bull Racing, diseñados por Adrian Newey durante el 2007. Además, el equipo dirigido por Gerhard Berger, está convencido de que la FIA homologará su coche sin ningún tipo de problema.


En declaraciones a la publicación británica 'Autosport', Berger ha dicho que confía "en que la FIA apruebe nuestro monoplaza. 'Red Bull Technologies'(creada el pasado 20 de diciembre) construirá el STR2 y Toro Rosso será propietario de los derechos intelectuales del coche".

Toro Rosso competirá en 2007 con un chasis que probablemente será el mismo de los Red Bull Racing. La FIA estipula en su reglamento que un equipo no puede vender un chasis a otra escudería, pero en este caso los monoplazas se construirán en la misma empresa, propiedad de Red Bull.

Se podrán ver en la parrilla cuatro coches diseñados por Adrian Newey y corriendo dos de ellos con motor Renault y dos con motor Ferrari, serán cuatro oches desarroyandose a la vez y hasta podría darse la posibilidad en las carreras de realizar una estrategia "a cuatro"